Elegir el anillo de compromiso no es fácil, debe ser el reflejo de la personalidad de la persona amada, por eso es bueno que cuando vayamos a comprarlo hablemos a nuestro asesor o al joyero sobre nuestra pareja, para proporcionarle la mayor cantidad de detalles y que pueda mostrarnos modelos que se ajusten a ella.

No debemos olvidar que lo importante es el simbolismo, los sentimientos, es un vínculo entre dos personas. Hay que tener en cuenta que antes este tipo de joyas sólo se lucían en ocasiones especiales, por ello predominaban los diamantes sobreelevados y de grandes dimensiones. Hoy en día, es una joya que gusta lucir en el día a día, por ello hay que tener en cuenta el tipo de engastado y el diseño, que sea más cómodo para su uso continuado.

El solitario es la pieza por excelencia, sencilla, clásica y con personalidad. También se ha derivado a las medias alianzas.

Elija el modelo que elija la tendencia es a la personalización, ya no sólo en el diseño sino acompañar la joya con una dedicatoria íntima.

Dentro de la gama de diamantes podemos variar con la talla de corazón, o un diamante central redondo, también puede llevar diamantes en hilera.. Para los más atrevidos recomendamos anillos con diseños que identifiquen más la personalidad de la pareja, o con piedras de zafiro que aportarán ese color azul que toda novia llevará el día de su boda.