Hemos recibido una masterclass sobre el café de la mano de Café Delta.

Los amantes del café queremos poder degustar este producto en cualquier parte del mundo con la calidad a la que estamos acostumbrados, y eso nos lo proporciona Café Delta.

El grupo Nabeiro tiene certificado de calidad, y realiza controles a su producto desde la plantación hasta su propia fábrica, con estándares de producción y análisis sensoriales, para asegurarse que el cliente recibe un café de calidad.

En cada parte del mundo hay una cultura distinta del café en cuanto a gustos de variedades, aromas, cuerpo, tomarlo sólo o con leche, donde es muy importante lograr una perfecta emulsión de ésta.

La variedad arábica es de elevada acidez, nos proporciona cafés muy aromáticos, con poco cuerpo y bajo índice de cafeína, por otro lado la variedad robusta tiene baja acidez, un aroma fuerte e intenso, que se ve reflejado en cafés con mucho cuerpo y amargor, teniendo el doble de cafeína que la variedad arábica. Por lo que se suelen mezclar ambas variedades para dar un equilibrio.

Jose Luis Mateos nos explica que un buen café comienza en el campo, pero tras la recolección, secado, tratamiento, … una vez en la cafetería es indispensable molerlo bien, hacer la mezcla y usar la cantidad precisa. Pero lo más importante es la mano del barista, en el prensado le aplica su toque especial.